10 HERRAMIENTAS PARA GESTIONAR LA FATIGA Y EL ESTRÉS EN LAS ORGANIZACIONES

BLOGS (2)

Comparte este Blog

La fatiga es un estado en el que, al entrar como trabajadores, podemos perder la habilidad de tomar decisiones seguras, disminuir nuestros tiempos de respuesta ante el riesgo y hacernos menos precisos en nuestro trabajo.

La fatiga también afecta el ánimo y el comportamiento, puede llevarnos a ser más impulsivos, conflictivos y generar dificultades en el ambiente de trabajo.

Es por esto que actualmente se le da tanta importancia a los programas de gestión de la fatiga y estrés en el trabajo, pues son estados cada vez es más comunes, especialmente en nuestra nueva normalidad.

SafeStart, desarrolló una guía para la gestión de la fatiga*, que hoy queremos compartir con ustedes, para dar mejores herramientas para la prevención de accidentes y condiciones de riesgo en las organizaciones, que puedan estar asociados al estrés.

Algunas de estas herramientas son las siguientes:

1. APRENDER A IDENTIFICARLA: Ojos caídos, parpadeos lentos, movimientos lentos, falta de concentración e irritabilidad son algunas de las manifestaciones de la fatiga. Podemos aprender a identificarla en nosotros y en los demás.

2. GESTIÓN DEL ESTRÉS: Para esto es muy importante definir espacios de descanso y cambio de actividad, mejorar la comunicación interna en las empresas y capacitar a nuestro equipo de trabajo en técnicas de gestión del estrés.

3. DESCANSOS CORTOS: Permitir descansos cortos cada 80 o 100 minutos de trabajo para ir al baño, estirar, mirar por la ventana, servirse agua, ir donde otro compañero, etc., permitirá salir de la monotonía de la tarea y disminuir episodios de fatiga y estrés.

4. ALIMENTACIÓN E HIDRATACIÓN: Es importante mantener una buena alimentación para gestionar los niveles de energía y estrés. Tener presente que una ligera deshidratación impacta el estado de alerta y disminuir el consumo de bebidas con azúcar, son medidas que contribuyen a disminuir la fatiga.

5. EJERCICIO: Hacer ejercicio 3 veces por semana, disminuye en un 65% los niveles de fatiga, además de mejorar nuestro sistema inmune, disminuir el estrés e incrementar nuestros niveles de energía

6. MEJORAR HÁBITOS DE SUEÑO: Educar a nuestros equipos en higiene del sueño (rutinas antes de acostarse, dormir en cuartos frescos y oscuros, sacar la tecnología del cuarto, evitar la cafeína, tabaco y cigarrillo, etc.). Tomar siestas cortas de 10 a 30 minutos incrementa en un 34% el desempeño y en un 54% el nivel de alerta.


7. MANTENER PROGRAMAS DE PROMOCIÓN Y PREVENCIÓN DE LA SALUD: Estos programas anclados al Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SG-SST), fortalecen los hábitos positivos, incrementan el bienestar, reducen el estrés y refuerzan el compromiso con la empresa.

8. ILUMINACIÓN: Tener la mayor cantidad de iluminación, especialmente la natural, mejora las condiciones de trabajo. Tener presente que la baja iluminación afecta el ciclo circadiano.

9. TEMPERATURA: Entre más frio o más caliente sea el espacio de trabajo, mayor energía utilizará el cuerpo en calentarse o enfriarse, por lo cual una temperatura agradable, disminuirá la fatiga corporal y el estrés térmico.

10. TRABAJAR EN LOS FACTORES HUMANOS: Tener presentes otros estados que, como la fatiga, nos hacen más vulnerables al riesgo, como son la prisa, la frustración y la complacencia.

En CVG te acompañamos en la implementación de estas herramientas, garantizando no solo la disminución de la accidentalidad sino disminuir los niveles de estrés en tu equipo de trabajo, recuerda que el estrés es una de las principales causas del error humano. Haz click aquí para contactarnos.

*“A comprehensive guide to overcoming the efects of fatigue in the workplace – SafeStart”

#5 NO CONTEMPLAR TODOS LOS CENTROS DE TRABAJO Y CONTRATISTAS EN LA PLANEACIÓN Y EJECUCIÓN DE LAS ACTIVIDADES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Explora más